artículos y notas esotéricas

 

Devi Suktam

Himno a la Diosa

De acuerdo con la traducción de A. Daniélou


Este himno o elogio (suktam) a la Diosa forma parte del Rig Veda, la más antigua de las escrituras sagradas de la India. En él la Diosa proclama que es la fuente de toda la manifestación, la encarnación del poder o energía creativa, y se revela tanto inmanente como trascendente. Se identifica con el Absoluto, del cual los dioses particulares no son más que facetas o expresiones. Así, es la soberanía (Durga), la prosperidad (Lakshmi) y el conocimiento (Sarasvati).

Devi sustenta a los dioses y a los hombres, es el sacrificio ritual, la fecundidad, las leyes humanas y divinas.

Si bien destruye a los ignorantes, protege a los sabios y es la bienaventuranza personificada.


  1. Om. Yo me muevo con los Rudras (principios de vida), con los Vasus (esferas de existencia), los Adityas (principios soberanos) y los Vishvadevas (dioses omnipenetrantes). Soy el soporte de Indra (Poderoso), de Agni (Fuego), de Mitra y Varuna (leyes humanas y divinas), y de los Ashvins (dioses de la agricultura).

  2. Soy el soporte del soma (planta sagrada) que fluye de la piedra aplastadora; soy el soporte de Tvashtri (Formador), de Pushan (Nutridor) y de Bhaga (Herencia compartida). Soy la dadora del fruto de la acción a los que llevan a cabo el ritual del sacrificio, que nutre a los dioses con ofrendas.

  3. Soy la soberanía, la dadora de riqueza y conocimiento [de la esencia de las cosas]. Yo llego primero a todos los rituales. Los dioses me han establecido en varias moradas. Mi ámbito es amplio. Yo moro en todas las cosas.

  4. De mí procede la comida que comes, todo lo que ves, todo lo que tiene aliento (prana) y todas las palabras que escuchas. Aquellos que no me conocen son destruidos. Escucha y estudia lo que te digo con respeto.

  5. Soy el placer de dioses y hombres. Yo hago que cada uno sea el que desea ser, miedoso o grande, un hombre de imaginación o de intelecto.

  6. Yo tensé el arco de Rudra (Shiva) para que acabara con las tribus de los enemigos del conocimiento. Yo peleo por la gente. Yo penetro el cielo y la tierra.

  7. Yo di nacimiento al padre y soy su cabeza. Surgí de las aguas del océano. De ahí me extendí por todo el universo. Toco el cielo con mi cuerpo.

  8. Soplo como el viento, manifestando los mundos. Mi grandeza se extiende más allá del cielo y la tierra.

(Rig Veda X, 125, 1-8)